Alfonsina Estrada

Alfonsina era ciclista. “El diablo con vestido” la llamaban, con mezcla de admiración y condescendencia, los periódicos de la época. Porque era particular, algo nunca visto. Ni más ni menos que la única mujer que llegó a competir en el Giro de Italia.
Acudió, con 33 años, a la prueba de 1924, convirtiéndose en la única corredora que ha participado en una Gran Vuelta ciclista. Los 90 participantes en aquel Giro tomaron la salida en la milanesa Porta Ticinese, dirección a Génova. Entre ellos estaba el ciclista con el dorsal 72. Bajito, corpulento, pelo corto, cara redondeada y sonriente. Se llamaba Alfonsina Strada, aunque en su boletín de inscripción para la carrera, pícara, olvidó la “a” final del nombre, quedando como “Alfonsin Strada”. Por si cuela. No coló. El organizador, pronto se dio cuenta de la jugada. Pero hizo algo que nadie esperaba. Permitió a aquella corredora de 33 años tomar parte en el Giro de Italia.
Se iniciaba así una de las historias más conocidas que la bicicleta ha regalado nunca.
Todos en clase  se quedaron embobados escuchando el cuento de Alfonsina del libro “Cuentos de Buenas Noches para Niñas rebeldes” y dieron un aplauso muy fuerte dedicado a Alfonsina. Estaban muy emocionados porque admiraban su valentía.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: